miércoles, 16 de julio de 2008

Algunos test.



TEST APLICADOS A NIÑOS EN PREESCOLAR


Test de personalidad:



Son intentos de medir o descubrir un conjunto particular de atributos disposiciones y

tendencias que integran los individuos y luego en enunciarlos de manera precisa y útiles para su desarrollo

humano.

Test de Goodenough, o de dibujo humano:

es un test muy extendido; no solo se haya adaptado al

castellano, sino que ha estado bastante estudiado, es una de la pruebas más sencillas de

aplicar, ya que consiste simplemente en entregar una cuartilla al niño y pedir que

dibuje una persona en una doble postura: de frente y de

perfil.

Conviene, sin embargo, dejar que el niño represente espontáneamente la po

stura que quiera, solo después de que lo haya hech

o se le pide el cambio de la misma.

No se trata por supuesto de valorar lo pictórico y estético sino la estructuración de los

elementos anatómicos, la coordinación psicomotriz del trazado, etc. Se concede un

punto por cada ítem que se considera positivo y la

puntuación total arroja la edad mental a través de la tabla de conversión.

Test de la familia:

se pide al niño que represente en un dibujo a todos los

miembros que constituyen a su familia. Se le advierte a demás que debe incluirse a sí mismo.

Una vez realizado el dib

ujo se interroga acerca del

significado de las figuras. Las explicaciones que el niño da de estas junto con su estructura,

trazando vestimenta, constituyen la clave de la

interpretación.

Puede observarse que el niño representa sin brazo al progenitor que le suele

castigar, destaca en grandes proporciones a quien tiene más afecto, omite al hermano de quien siente envidia, etc., todo

ello se debe a los mecanismos que el psicoanálisis denomina:

proyección, identificación, desplazamiento, etc.

Test del árbol de Koch:

Es otro test proyectivo de fácil aplicación, pues simplemente se le pide al niño que dibuje un árbol. A partir de esta tarea se hace la interpretación, teniendo en cuenta el tamaño del tronco y raíces, ramas, copas, etc. En general se suele asociar el tronco delgado con la debilidad, el grueso con la fortaleza y agresividad. Asimismo se identifica la soledad con las ramas descarnadas, el exhibicionismo con las copas grandes. En realidad, no es posible hacer una generalización tajante, ya que existe una variadísima gama de matices entre un individuo y otro.

De aquí la necesidad de utilizar varias pruebas, comparando los resultados obtenidos en una y en otra así como intentar someter los rasgos a un estudio de validación.

Enviado por
Yeni del Carmen Carvallo Ramos
Lic. Educación Preescolar
Villa hermosa- Tabasco
Mexico

Publicar un comentario