lunes, 11 de enero de 2016

¿Qué ganamos al viajar?

Tal vez viajar, sea una experiencia única...


Museo de la Alfabetización, Habana, Cuba.

  El poder conocer nuevos destinos, donde sus pobladores comparten al “extraño” sus creencias, sentimientos y sueños; encontrándonos en los mismos deseos que tenemos como miembros de una gran comunidad como  es por ejemplo saber que amamos la vida, la libertad y la paz entre todos los que convivimos en este planeta. 

Por ello creo que al viajar tenemos la oportunidad de hacer la lectura de otras realidades, pero , ¿qué lentes podemos usar?

Los lentes de la incertidumbre.

 El mundo puede ser leído de diferentes maneras, porque no todos vemos igual las cosas que nos rodean, algunos tienen una visión sorprendente y no dejan escapar detalle alguno otros al contrario presentan problemas visuales y por ello necesitan usar lentes para leer mejor. Son diferentes tipos de lentes los que se usan, pero en la mayoría de veces  portamos con frecuencia los que mejor nos hacen sentir.

Resultado de imagen para imagenes libres anteojosA veces se usan  los  lentes de la  indiferencia, cuando la realidad que se construye frente a nosotros es ignorada  y continua la vida sin tener  la sensibilidad de ser humano, sin pensar como sienten aquellos a quienes su vida el temor les acompaña diariamente. Estos lentes son usados por muchas personas que evitan tomar decisiones y se esconden en la masa, donde no serán reconocidos y mucho menos juzgado, pero al ser más grande cada día, fomentan a otros a refugiarse en esta oscura zona de confort.


   Los lentes de la  desesperanza, son aquellos que portan las personas que solo ven la realidad en gris, donde las penumbras y las neblinas hacen tener una ceguera temporal de la realidad, no se ve luz en su diario vivir y todo acto humano es reprochable. El frío acompaña a su portador, donde la falta de sensibilidad es su mejor vestidura.  La individualidad y la poca búsqueda de cooperación hacen a este lector una persona amargada, pesimista y mantiene únicamente  en su memoria el dolor propio, olvidando lo grande que es el mundo que le rodea.


Resultado de imagen para incertidumbreTal vez no es el rosa el único color que ve nuestro personaje que usa los lentes de la incertidumbre. Son los  tonos cálidos y los  fríos, ¿el rojo de la pasión?, ¿el verde esperanza?, ¿el blanco de la paz?; son diferentes las sensaciones que se producen cuando se usan estos lentes, porque la vida en realidad vive, estos lentes permiten encontrar en el calor de la convivencia al otro, no desde la discriminación sino en la diferencia que nos hace iguales. Quien porta estos lentes se ve siempre sonriente,  a la expectativa de lo que sucede, lee la realidad con el corazón y busca en su lectura mensajes de esperanza, de fraternidad, de paz.





Nuestro viaje es largo y no se repetirá. La vida como viaje tendrá diferentes momentos para que usemos nuestros lentes, pero solo la búsqueda de un mundo mejor, donde podamos convivir con la naturaleza, con nuestros hermanos y hermanas, con las diferencias que cada uno tiene y reproduce, hacen que  la decisión que tomemos sea la más sensata y los lentes que portemos nos lleven a construir una sociedad en paz. 

Resultado de imagen para imagenes libres anteojos

Parece entonces,  que los mejores lentes serán los de la incertidumbre, pero los de la desesperanza y la indiferencia también se hacen necesarios, porque así recordamos en nuestra gran memoria colectiva que  leer nuestro mundo es una tarea compleja, porque somos humanos.



Laguna Los Tunjos, Sumapaz, Colombia.
Publicar un comentario